a_quien_va_dirigido_el_proceso_de_coaching_integrativo.png
Paola Mejía
Paola Mejía Publico el 20 junio 2016

¿A quién va dirigido el proceso de Coaching Integrativo?


Categorias: Coaching Integrativo

 

El coaching es una disciplina que permite potenciar habilidades, crecer y desarrollarse en todas las áreas de la vida. Puede ser solicitado por la persona que desee alcanzar objetivos, que sienta que tiene mucho más por dar, o que simplemente quiera mejorar en distintos aspectos de su vida. En el ámbito organizacional, se usa especialmente como herramienta de desarrollo de los ejecutivos y líderes, enfocándose en el desarrollo de potencialidades. Pero realmente, ¿a quién va dirigido el proceso de coaching integrativo?

Entendiendo el modelo de coaching integrativo, como una metodología que permite alinear las creencias, valores y las metas del coachee, a través de un paso a paso estructurado, y principalmente a través de las preguntas, con el objetivo de aumentar la motivación y lograr gestionar y alcanzar sus metas de manera efectiva; podríamos decir que el coaching entonces es para todos, ya que todas las personas estamos dotadas de capacidades, de intelecto, contamos con deseos y anhelos, valores y buscamos la motivación para alcanzarlos. Y esto finalmente es con lo que trabajamos en un proceso de coaching.

También decimos que el coaching se utiliza para trabajar con las áreas sanas y potenciables de las personas. Esto no quiere decir, que no podamos realizar un proceso con personas que se encuentren atravesando por diferentes estados emocionales, ya que si bien estos coachees podrían requerir de un acompañamiento especializado por parte de profesionales de la salud; nosotros como coaches sí podremos trabajar con aquellas áreas de su vida que sean sanas, donde tenga control y capacidad de gestión.

Para ejemplificar esto, les comparto que hace un tiempo tuve como cliente un joven profesional, iniciando su vida laboral, quien me comentó en su primera sesión que tenía constantes cambios en su estado del ánimo y esto le estaba afectando su capacidad de avanzar hacia sus objetivos. A través de nuestra herramienta poderosa, la pregunta, esta limitación se convirtió en su principal meta, él deseaba recibir tratamiento psicológico, para lograr su estabilidad emocional, por lo que durante el proceso de coaching se le acompañó en la estrategia que utilizaría para recibir esta ayuda, en los recursos que necesitaría y en el plan de acción.  Además, se concentró en trabajar paralelamente en su área laboral, enfocándose en el fortalecimiento de la comunicación, para alcanzar mayor impacto ante sus jefes y compañeros.

El coaching integrativo entonces, va dirigido a todas aquellas personas que deseen trabajar en mejorar las diferentes áreas de sus vidas, con un acompañamiento eficiente y eficaz, que permitirá sacarle mayor provecho a todas las capacidades y alcanzar una mayor satisfacción personal.

Sin embargo, es fundamental enfatizar que para realizar un proceso de coaching, el coachee o cliente, requiere de toda su voluntad, compromiso, puntualidad y capacidad de estar abierto a nuevas posibilidades. Por esto si estás pensando en iniciar este acompañamiento, es necesario el reconocer qué tan comprometido y abierto sueles ser frente a los procesos que inicias y darte la  oportunidad de vivir una nueva experiencia de crecimiento donde seguramente encontrarás nuevas formas de alcanzar tus metas, modificarás tus perspectivas, se revisaran las creencias que pueden limitarte y adquirirás nuevas habilidades para incrementar tu sensación de satisfacción y éxito personal, y finalmente, para ser más feliz.

Nuevo llamado a la acción


TWITTER


FACEBOOK


Google+