<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-M5H64N" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">
Fotos-para-blog-8-2-2.png
Isaias Sharon
Isaias Sharon Publico el 30 noviembre 2014

Coaching para superar un despido


Categorias: Coaching, Despido Laboral

Fotos-para-blog-8.png

Una de las posibilidades que tenemos en el mundo del trabajo es ser desvinculados de la empresa donde desempeñamos nuestras funciones. Ciertamente que no es la mejor de las opciones ni la que nos hace sentir mejor. Independiente de las múltiples explicaciones que puedan existir para nuestra salida, esta situación muchas veces puede golpear duro en variados aspectos.

Al perder el trabajo no sólo nos quedamos sin nuestro principal ingreso económico, lo que claramente afecta a nuestra calidad de vida material y la capacidad de responder a compromisos familiares, de inversión y el pago de deudas, que la mayoría de los chilenos tiene, muchas veces en exceso. Además, al perder nuestra fuente de empleo nos vemos expuestos al cambio de nuestras rutinas y hábitos, el tiempo nos sobra y no sabemos qué hacer ni en qué ocuparnos. Muchas veces nos podemos culpar sobre el despido y ver menoscabo nuestra autoestima y la seguridad en nuestras propias capacidades, lo que afecta a la búsqueda de un nuevo empleo. Entonces ¿qué se puede hacer?

Si bien perder el trabajo puede ser un fuerte golpe al ánimo y el amor propio, es fundamental contar con el acompañamiento adecuado para reponerse y seguir adelante. La época en que las personas ingresaban a una empresa para jubilar en ella terminaron, y en la actualidad la movilidad laboral es cada vez mayor, por lo que el fin de un empleo puede ser el mejor comienzo de una etapa profesional y personal.

Un primer ejercicio recomendable es realizar una revisión de aquellas cosas que se aprendieron en el último trabajo, incluyendo con la situación del despido. ¿Algo podrías haber hecho diferente? ¿qué es lo mejor de esta situación? ¿cómo usarás este aprendizaje en tu próximo trabajo?, éstas pueden ser algunas de las preguntas para hacernos y volver a calibrar nuestro rumbo en la carrera del trabajo.

Junto con recontar estos aprendizajes, es necesario que vuelvas a revisar todos los recursos con que cuentas, es decir, tus conocimientos, habilidades, destrezas, redes de contacto, gustos, etc, todo aquello que te ayudará a lograr lo que quieres para ti, y que puedes poner al servicio de un próximo proyecto laboral que te resulte más gratificante y desafíe tu propio crecimiento y desarrollo.

Una vez que tengas claridad de tus recursos personales, entonces es momento de preguntarte ¿dónde quieres estar?, y no hablar sobre el dinero que quieres ganar, ni la empresa en que quieres desempeñarte, sino aquello que verdaderamente te apasiona y motiva. Las personas que logran los mejores resultados son aquellos que dedican sus energías a temas que los motivan y que les permiten sacar lo mejor de sí mismos.

Perder el trabajo puede ser el inicio de un cambio que te permita alcanzar resultados que no habías pensado anteriormente, y atreverte a dar el paso a construir una mejor versión de ti mismo, que puede comenzar en el plano laboral, pero que sin duda tendrá una repercusión positiva a nivel personal. Todo esto es parte de lo que el coaching puede ayudar a conseguir cuando las cosas no han salido como esperábamos, permitiéndonos descubrir que pueden ser mucho mejor de lo sospechado.

Escrito por: Isaías Sharon – Master Coach Internacional

 

Conoce nuestros programas de formación


TWITTER


FACEBOOK


Google+