<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-M5H64N" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">
Coaching y liderazgo
Libia Jiménez
Libia Jiménez Publico el 24 julio 2017

Coaching y liderazgo: ¿una contribuye al desarrollo del otro?


Categorias: Liderazgo

Cada vez son más las personas que alcanzan sus sueños, que se renuevan profesionalmente o que dan un giro por completo a su vida, gracias al coaching. Hay, incluso, quienes, a través de esta metodología de acompañamiento, se han convertido en grandes líderes en sus equipos de trabajo o en los diferentes entornos en los que se desenvuelve.

La posibilidad de ver realizadas sus metas, de establecer prioridades, de descubrir talentos, de señalar objetivos y ejecutar planes de acción, hace que el coaching pueda sacar a tus mejores habilidades de liderazgo, tal como lo indica Viteri, en su libro “Despertando al líder que hay en mí”.

Y precisamente ese es el tema a abordar en esta oportunidad, el concerniente a la relación que existe entre el coaching y liderazgo, con miras a que las personas puedan utilizar lo mejor de cada uno, y así puedan seguir creciendo, de forma efectiva, tanto en lo personal como en lo profesional.

El concepto de coach es inseparable del concepto de liderazgo. De hecho, el líder debe ser siempre un coach…”, según manifiesta Abarca, en su obra “El líder como coach”, quien además de destacar algunas características propias del líder, siendo la principal: planear el crecimiento personal y profesional de cada una de las personas del equipo, incluyendo el suyo; también indica que son precisamente las sesiones de coaching las que frecuentemente conducen al desarrollo de relaciones interpersonales y a la transformación personal.

A propósito de esto, Viteri enumera algunas de las cosas que se pueden lograr en dichas sesiones de coaching, y que pueden perfectamente alcanzar el desarrollo de liderazgo en los individuos. En su libro, indica que es posible:  

  • Ser y sentirnos escuchados.
  • Interiorizar y explorar las respuestas que están en nuestro interior.
  • Descubrir lo mejor de nosotros mismos y sacarlos a la luz.
  • Tener una visión externa y más neutral de nuestras circunstancias.
  • Distinguir nuevas opciones y puntos de vista.
  • Obtener retroalimentación de nuestras acciones.
  • Establecer nuestras prioridades.
  • Trazar planes de acción.
  • Orientar nuestros esfuerzos.

Visto desde esta perspectiva, es sencillo concluir que el coaching, o el coach propiamente dicho, permite ser un gran aporte al desarrollo de habilidades de liderazgo.

 

Descarga ebook gratis


TWITTER


FACEBOOK


Google+