<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-M5H64N" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">
Coaching y PNL
Isaias Sharon
Isaias Sharon Publico el 17 julio 2017

Coaching y PNL, ¿por qué se la llevan tan bien?


“El coaching es una metodología orientada a facilitar y acompañar los procesos de definición y logro de metas en personas y equipos, de manera coherente, eficiente y eficaz a la medida de ellos mismos, promoviendo que las personas se desarrollen a partir de sus propios recursos personales y de manera alineada con sus creencias y valores”, tal y como lo indica Isaías Sharon, en su eBook “Claves para entender el Coaching”.

Partiendo de esta concepción tan completa del coaching, la Programación Neurolingüística (PNL) juega un papel clave en el éxito de estos procesos de acompañamiento, ya que suele ser útil tanto para el coach como para el coachee o cliente. Pero antes de hablar de la relación directa en el Coaching y PNL, es necesario aclarar algunos términos. 

Empecemos por dar algunas consideraciones importantes. Según Schwarz y Schweppe, en su “Guía fácil de PNL”, la preferencia de que quienes se encuentran vinculados a la PNL prefieran el término “coach” que “psicoterapueta” (o similares), se debe a que quien decide transformar su vida, a través de un proceso de cambio, no está enfermo o necesita una terapia. Realmente necesita un “facilitador” o un acompañante durante el recorrido hacia el logro de sus metas, que le sirva como guía.

“La PNL se aplica para aumentar la motivación, para ampliar las capacidades de comunicación o para aumentar la capacidad deportiva. El resultado de los entrenamientos de la PNL puede ser también la liberación d problemas psíquicos o físicos, pero no como resultado de un ‘tratamiento de sanación’ sino solo porque el cliente ha aprendido, con ayuda de su entrenador, a utilizar mejor su propio potencial”, según detallan.

¿Y acaso esto no es algo positivo? ¡Por supuesto! Y además, va en consonancia con los propósitos que el coaching persigue para las personas, aunque es verdad que lo hace desde una relación diferente y técnicas distintas al coaching.

Roseta Forner, en su libro “Coaching personal con PNL” lo reafirma:

“Las habilidades y herramientas de la PNL se adaptan perfectamente, son ideales, para el coaching. Los “coaches” estimulan a las personas animándolas a ser ellas mismas y confiar en sus propios recursos al tiempo que les ayudan a descubrir sus propios recursos”, indica Forner.

No cabe duda de que las bondades de la PNL, descrita por John Grinder, uno de “sus padres” como “un conjunto de modelos, habilidades y técnicas para pensar y actuar de forma efectiva en el mundo. El propósito de la PNL es ser útil, incrementar las opciones y mejorar la calidad de vida”, logran amalgamarse de forma perfecta con el coaching, para así obtener cada vez mejores resultados.

Además, revisa aquí las tres cosas que debes saber sobre el Coaching y PNL. 

Conoce nuestros programas de formación


TWITTER


FACEBOOK


Google+