¿Cómo establecer la meta que tendrá el coachee_
Smart Coach
Smart Coach Publico el 07 junio 2019

¿Cómo establecer las metas de las personas?


Categorias: Coaching Integrativo

Debemos partir mencionando que la persona es la que debe establecer su meta o sus metas, nadie más que el coachee podrá saber cuál es su objetivo en un periodo establecido. La ayuda del coach, en este caso pasa por el acompañamiento, por ser un guía en el camino de alcanzar sus logros.

Luego de haber construido un nivel de rapport que nos ayude a guiar a nuestro coachee, es necesario comenzar con la fase de establecer metas con acciones y estrategias mediante el coaching integrativo. Este paso, más que nada, se trata de buscar lo que verdaderamente quiere el coachee.

A través de preguntas y herramientas muy específicas se facilita el proceso en un marco que garantice el trabajo de forma precisa y sobre todo clara. Si en algún momento del camino a encontrar el propósito faltara alguna habilidad, el coachee cuenta con la capacidad de desarrollarla aprendiendo nuevos y mejores recursos y estrategias de desempeño.

El coaching integrativo es muy respetuoso en no interponerse en las capacidades de las personas, por esto mismo no se aconseja, sino que se guía a través de sus propias habilidades, siempre desde lo positivo y constructivo que tenemos las personas.

¿Por qué hacemos esto? Lo hacemos de esta manera debido a que cada vez que establecemos una meta enfocada en la evitación, estamos reforzando un canal neuronal de lo que no queremos en nuestra vida. Lo que se necesita para lograr los desafío impuestos es construir nuevas conexiones neuronales basadas en sistemas de solución que contengan estrategias de desempeño.

Entonces, ¿cómo establecer qué metas tendrá el coachee? Acá te dejamos algunos consejos que aparecen en el libro “Modelo de Coaching Integrativo” de Isaías Sharon y Jorge Vidal:

Como primera medida para establecer la meta que tendrá el coachee, debemos basarnos en aquello que él desea lograr y no en lo que desea evitar. Tal como lo mencionamos en los párrafos anteriores.

En segundo lugar, es necesario contar con instrucciones claras y precisas. Mientras más específicos somos más oportunidades tenemos de dirigirnos hacia donde deseamos llegar.

Otro punto clave es hablarle a las dos estructuras que tenemos. Como seres humanos funcionamos como si tuviéramos dos estructuras: “una superficial” y “otra profunda”. Es por esto que tendemos a generalizar, omitir o distorsionar la información cuando relatamos una vivencia.

Es necesario que el coachee grabe en la mente “profunda” los mensajes que nos posibilitarán alcanzar el mayor éxito en las dimensiones de nuestra vida que son importante para nosotros y nos darán gratificaciones y crecimiento.

En definitiva, ser precisos e ir especificando a lo largo de la sesión de coaching, permite que encontremos los detalles que queremos lograr, cómo lo queremos lograr y cuándo lo queremos lograr. Con estos tres consejos podrás establecer estrategias más detalladas para encaminarnos hacia la meta que se ha planteado el coachee.

certificación en coaching integrativo


TWITTER


FACEBOOK


Google+