¿Cómo incentivar el balance trabajo-vida personal en las organizaciones?
Smart Coach
Smart Coach Publico el 30 abril 2019

¿Cómo incentivar el balance trabajo-vida personal en las organizaciones?


El balance del trabajo y la vida personal no solo es tremendamente relevante para la salud mental y física de una persona. También resulta de especial importancia para la armonía y salud en una organización, porque conlleva, entre otras cosas, a la satisfacción y plenitud de los colaboradores.

Lejos están los años en que, como en los sesenta y setenta, las jornadas laborales debían ser de lunes a viernes en turnos de ocho o nueve horas seguidas. Hoy, sobre todo con las nuevas generaciones, existe una alta demanda por un balance de horas laborales y horas de ocio o vida en familia. Para las organizaciones, esto debe ser algo a considerar para evitar conflictos personales, problemas de salud y estrés entre sus empleados, así como para dar satisfacción, algo que, según diversas investigaciones, otorga una mayor asistencia y motivación de parte de los colaboradores.

Por estas razones, se hace importante incentivar el balance trabajo-vida personal en las empresas. La pregunta es ¿cómo hacerlo de manera satisfactoria, sin provocar un conflicto dentro de la organización?

1. Aprovechar la globalización y los avances tecnológicos para incentivar el home-office

Actualmente, los rápidos avances de la tecnología y la globalización han contribuido a diluir las fronteras entre el tiempo de trabajo y la vida personal de los empleados. El llamado “home-office” o “trabajar remoto” es posible y combina el trabajo con el tiempo en casa. Esto ha demostrado no disminuir necesariamente la jornada laboral. Como ejemplo, empleados de General Electric suelen trabajar desde cualquier lugar y son conocidos por estar al “alcance del teléfono” las 24 horas del día. Hoy por hoy, el home-office es una modalidad de trabajo sumamente codiciada y valorada. Las empresas suelen dar un día laboral remoto para poder hacer las labores desde la comodidad del hogar.

2. Otorgar flexibilidad en las labores que sean posibles

Son pocas las familias que hoy en día tienen a una sola persona ganando el pan. Hoy las parejas suelen tener una carrera dual, por lo que es difícil encontrar tiempo para cumplir con el hogar, las relaciones personales y los trámites administrativos del día a día. En este sentido, los colaboradores valoran la flexibilidad en la programación de su labor de tal manera que administren mejor los conflictos trabajo-vida. De hecho, existen evidencias que indican que, en la actualidad, para un empleado la prioridad radica en el balance entre las demandas de trabajo y las de la vida, lo que supera las ganas de tener y sentir seguridad en su organización.

3. Incorporar entre los beneficios de la empresa los tiempos libres y salidas temprano

Hoy las nuevas generaciones afirman que una meta importante en su carrera es lograr balancear su vida personal con el trabajo. Éstas valoran los beneficios de tiempo libre que otorga una organización, mucho más que otras posibles ventajas, como las económicas. Desean tener “una vida” aparte del trabajo.

Las empresas que no ayudan a que sus colaboradores equilibren su trabajo con su vida tendrán más dificultades en reclutar y conservar a sus empleados, lo que se traduce en conflictos en la organización y en la productividad del negocio. Los gerentes deben diseñar sitios de trabajo y beneficios que incentiven al empleado a continuar sus labores. Hoy, una buena medida es dar la posibilidad de acortar las horas laborales en ciertos días o por apremio a un buen desempeño general. Esto creará un ambiente de trabajo positivo.

Estas son solo tres de otra decena de propuestas que pueden realizarse para ayudar a balancear el trabajo con la vida personal en los empleados de una organización. Tener un especialista constante puede ser una de las medidas más efectivas para lograrlo. 

Existen programas de especialización en Coaching Ejecutivo para adquirir herramientas prácticas y conocimientos especializados que permitan potenciar las habilidades como ejecutivo de alto desempeño dentro de organizaciones. El coach acompaña a gerentes y altos directivos en el proceso hacia una organización armónica y saludable, en los logros de sus objetivos, metas corporativas y personales.

CTA DEC


TWITTER


FACEBOOK


Google+