<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-M5H64N" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">
Liderazgo y creatividad
Libia Jiménez
Libia Jiménez Publico el 04 septiembre 2017

Liderazgo y creatividad para el desarrollo profesional


Categorias: Liderazgo

 

Los profesionales actuales deben poseer mucho más que conocimientos técnicos. Las empresas de hoy suelen darles prioridad a los rasgos personales, por encima de las habilidades teóricas y prácticas que alguien posea. La razón es sencilla: Lo primero es propio del ser, y puede ser difícil desarrollarlo en el camino. Lo segundo, se aprende con el tiempo sin problemas.

Partiendo de esto, el liderazgo es una de las características más buscadas por las organizaciones, y que contribuye al desarrollo profesional, por obvias razones:

Es un conjunto de habilidades que tiene una persona para guiar a otras e influenciarlas para que trabajen con entusiasmo y logren de este modo sus objetivos. (gestion.org)

Por su parte, y en términos sencillos, la creatividad es la capacidad de crear algo, de inventar, de proponer nuevas ideas, y que traen como resultado respuestas originales a los desafíos presentados.

Entonces… ¿Existe relación entre liderazgo y creatividad?

¡Claro que sí! La creatividad es una de las características más importante de todo líder. Una persona creativa puede o no ser líder, pero todo líder necesariamente debe ser creativo. Esto, con el propósito de responder de forma más efectiva y eficaz a las barreras que se presentan en el camino, hacia el logro de una meta de cualquier equipo.

Vázquez, en su investigación “Relación entre la creatividad y el liderazgo en la organización del siglo XXI”, apoya este planteamiento al citar a Amabile, quien indica que “en las últimas décadas, muchos expertos han venido afirmando, así como demostrando mediante estudios y experimentos, que un liderazgo orientado especialmente a la creatividad es la respuesta para conducir, fomentar, desarrollar y reforzar la creatividad de los seguidores”.

Y es totalmente cierto, considerando que la mejor forma de que un buen líder lleve a cabo con éxitos los procesos en los que se ve involucrado, es desarrollando estrategias, innovando, encontrando las soluciones a los problemas, fomentando la unión del equipo y creando las mejores prácticas hasta convertirlas en hábitos para el logro de las metas.

Esto trae como consecuencia un crecimiento en lo personal y laboral. Quienes son capaces de adaptarse al cambio, de responder a las necesidades del mercado o de la empresa en la que trabajan, tendrán mayores posibilidades de desarrollarse en el área profesional de su preferencia.

¿Te gustaría convertir en un buen líder? ¡Empieza por conocer las 21 cualidades que necesitas para convertirte en uno de ellos!

¿Quieres certificarte como Coach Integrativo? Haz clic aquí


TWITTER


FACEBOOK


Google+