Motivación, la acción clave en el coaching integrativo
Smart Coach
Smart Coach Publico el 22 enero 2019

Motivación, la acción clave en el coaching integrativo


Podemos definir la motivación como algo que anima a las personas a realizar una acción. Ante ello, y bajo la mirada del coaching, podemos destacar que la motivación es la llave de arranque para el cumplimiento de metas y objetivos, por medio de la alineación de valores y creencias.

Todas las personas tenemos diversas formas de motivarnos, las que pueden estar definidas por razones tanto internas como externas. Las que se pueden definir en cada individuo a partir del comportamiento que le domina.

Existen dos tipos de motivación:

- Motivación intrínseca
- Motivación extrínseca

La primera, se refiere a la necesidad de sentirse competente, de relacionarse y tener autonomía. La combinación de estas tres características favorecen que surja esta motivación. Un ejemplo; es estudiar para especializarse y ser un mejor profesional. Esto es una motivación interna, ya que lo que se desea es mejorar personalmente, y poseer mayores conocimientos en el ámbito en que se desenvuelve.

Por otro lado, la motivación extrínseca hace referencia a todas las acciones que se realizan para tener alguna recompensa (elogios, premios tanto físicos como monetarios, etc). La gran diferencia con motivación intrínseca, es que la persona es motivada por una consecuencia no natural de la tarea o acción que se debe realizar. Un ejemplo podría ser que; en un trabajo cierta persona busque certificarse profesionalmente para encontrar un aumento salarial.

¿Porqué es tan importante la motivación en el coaching?

La respuesta más concisa se atribuye a que; descubriendo cuáles son los motivadores que impulsan el comportamiento de cada persona, podemos cambiar o mejorar los resultados que se esperan.

Para acompañar a una persona o equipo, se debe tener una estimación clara de qué es lo que ellos necesitan o quieren. Con esta visión definida, podemos alinear acciones comprometidas y orientadas a conseguir lo que se desea mediante un proceso de aprendizaje para poder lograrlo.

El coaching integrativo, toma la motivación para encontrar el sentido de lo que hace o se quiere hacer, a través de ello cada uno de los impulsos logrados nacerán de los valores esenciales de cada persona o equipo.

Como vimos anteriormente, la motivación es un estado personal, sin embargo puede influir tanto en colaboradores como en un equipo de trabajo.

Motivación Personal

Tal como lo define Ana María Rojas, trainer coach de Smart Coach, en Publimetro.cl “una mayor motivación beneficia en cuanto a un mayor grado de compromiso, un mayor número de ideas, más creatividad, un aumento de la comunicación efectiva, el desarrollo de la identidad, y por ende, mejores resultados”.

Motivación en equipos de trabajo

Así mismo, en cuanto a la importancia de la motivación en los grupos laborales, la profesional expresó que “el coaching de equipos desde la mirada integrativa promueve el desarrollo de un sentido de espíritu poderoso, que mejora en consecuencia la cultura organizacional, la implicación de sus colaboradores y la productividad, ya que al generar un clima laboral de confianza y motivación, las personas confiarán más entre ellas y al tener un objetivo en común su motivación aumenta considerablemente”.

Si deseas conocer más sobre cómo el coaching integrativo puede ayudarte a mejorar, ya sea la motivación, o a encontrar tus objetivos profesionales alineando las creencias, los valores y las metas, te recomendamos que descargues gratuitamente este eBook.

Nuevo llamado a la acción


TWITTER


FACEBOOK


Google+