<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-M5H64N" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">
PNL y Coaching
Patricia Jirikils
Patricia Jirikils Publico el 19 julio 2017

PNL y Coaching: Siete características que potencian el crecimiento


Por la complejidad de todo lo que abarca, la Programación Neurolingüística, posee un sinfín de definiciones, según el autor que la describa. Algunos, incluso, prefieren verlo desde un punto de vista metafórico.

Sin embargo, la PNL “consiste en el estudio de realidades psicológicas individuales y en la elaboración de medios de observación, de codificación y de acción. En otras palabras, observa la conducta, destaca regularidades e intenta clasificar las observaciones con el propósito de elaborar estrategias adaptadas a las dificultades que se encuentra”, según Catherine Cudicio en su libro “La PNL, las claves para una mejor comunicación”.

Quienes se dedican a esto han comprobado que la PNL posee algunas características que contribuyen al logro de objetivos, y de ahí arte la relación directa que posee con el coaching, en la que, a través de un proceso de acompañamiento, se persigue que el cliente alcance sus sueños.

Es por esto, que las siete características de la PNL, aportadas por De Dobrinsky en su obra “PNL, la técnica del éxito”, resultan sumamente interesantes para poder comprender un poco más de esta ciencia de estudio y de los aportes que es capaz de ofrecerle al coaching:

  1. Tiene un enfoque holístico

La PNL considera que, en un individuo, todas sus partes están conectadas y son interdependientes entre sí. Es así como lo físico guarda vinculación cercana con lo emocional, y viceversa. Esto puede verse, por dar un ejemplo, cuando persona suda (componente físico) cuando tiene miedo (componente emocional). Por ende, al verse afectado uno, influirá sobre el otro.

  1. Trabaja con microdetalles

Sin querer sonar contradictorio, por lo del sentido holístico, la PNL también le da importancia a los pequeños detalles que ocurren en la vida de las personas. Algo que parece ser tan mínimo, como las metáforas con las que se expresa, son un muy buen dato para generar posteriormente cambios positivos. 

  1. Se centra en los procesos mentales

Más allá de los resultados, los cuales suelen ser prácticos; como, por ejemplo, cómo gerenciar el tiempo de forma más eficiente o de qué forma plantearse los objetivos, la PNL tiene su punto de partida en el interior de la persona, es decir, en sus pensamientos, sentimientos y creencias. 

  1. Trabaja con procesos mentales conscientes e inconscientes

Tal y como lo indica el autor, el plano consciente se caracteriza por el conocimiento de uno mismo. El inconsciente, por el contrario, es el estado donde opera aquello que no podemos llegar a conocer y menos a controlar.

La PNL, por su parte, se adhiere a la idea de que de que hay un plano mental inconsciente que influye de forma directa en el comportamiento de las personas. Por lo que algunas técnicas de la PNL apuntan al primero, de manera que los resultados obtenidos puedan reflejarse en lo conductual.

  1. Otorga gran importancia al lenguaje

Por tratarse de “un fiel reflejo de los sentimientos, pensamientos y creencias que se encuentra en el interior de los individuos”, la PNL otorga un papel importantísimo al lenguaje y su uso. Tal es el caso de las metáforas que utiliza una persona, las cuales expresan una idea por medio de otra, similar en algún aspecto.

  1. Concede gran importancia al lenguaje no verbal

La PNL no solo toma como valioso lo que la persona dice, sino cómo lo dice. Sus gestos, sus miradas, y hasta la postura al sentarse, son importantes fuentes de información que deben ser tomadas en cuenta.

  1. Asegura resultados rápidos

Uno de las características preponderantes de la PNL es que su rapidez en la obtención de cambios positivos en los individuos. Esto trae como consecuencia, que las personas aprecien una metodología que puede cambiar su calidad de vida en poco tiempo; pero a su vez, que haya quienes desconfíen de este sistema, por tratarse de resultados poco confiables y no perdurables en el tiempo.

Esto tiene una respuesta, el cerebro trabaja y aprende muy rápida, por lo que hay algunos resultados que sí pueden efectuarse de forma veloz y duradera.

Si te interesó esta información, seguramente este relato, de nuestro director, Isaías Sharon, llamará tu atención en el relata una verdadera experiencia renovadora, gracias a dos disciplinas que contribuyeron a lograrlo: PNL y Coaching. Descarga ebook gratis


TWITTER


FACEBOOK


Google+