<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-M5H64N" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">
3-“Quiero ser coach”.png
Isaias Sharon
Isaias Sharon Publico el 14 marzo 2017

“Quiero ser coach”, una de las frases de quienes deciden crecer


Categorias: Coaching

Generalmente, cada persona tiene un camino planteado, un recorrido de vida que le permite alcanzar lo que anhela, guiados por la pasión, por la motivación. Recorrerlo y llegar a la meta, depende en gran parte de las ganas, de la preparación y de la persistencia en el logro de sus sueños.

Sin embargo, llega un punto de este recorrido en el que algunas personas ya se sienten realizadas o incluso aburridas, y ahora desean hacer algo que realmente les haga sentido, donde puedan transmitir todo lo que saben y reencontrarse con esa sensación propia de hacer algo que realmente nos despierta una motivación y gratificación interior. Así, hay quienes quieren dejar un legado y contribuir al desarrollo personal y laboral de otros, y comienzan a buscar el camino que les permita llegar a eso.

Es aquí cuando la frase "quiero ser coach" toma potencia, puesto que se proyecta como una válida respuesta a lo que estas personas están buscando. Es el broche de oro para tantos éxitos y a la vez un interesante y satisfactorio nuevo estilo de vida, uno en el que las ganas de ver crecer a otros funciona como el motor que impulsa sus acciones.

Cabe destacar que no cualquiera sirve para desenvolverse en esta disciplina, y la preparación es fundamental para alcanzar algunas competencias que sirvan como elemento potenciador de las habilidades y herramientas con las que el coach (o futuro coach) ya cuenta.

Sin embargo, otro elemento súper positivo es que esta metodología viene a potenciar tanto al coach como al coachee (cliente), ya que tal y como lo afirma Laura Chica, en su libro “Pon un coach en tu vida: Descubre todo lo que el coaching puede hacer por ti”,  para ser coach se necesitan unas cualidades excepcionales, entre las que destacan, “habilidades de relación, competencias profesionales, estar muy relacionado con el aspecto social y de relación”.  

Si crees que tu momento llegó, entonces toma en cuenta estas tres claves, aportadas por el portal Gestiopolis, para que te conviertas en un buen coach:

  1. Un buen coach es un excelente preguntador.
  2. Cree en el potencial de su cliente.
  3. Nunca deja de formarse.

Conoce nuestros programas de formación


TWITTER


FACEBOOK


Google+