¿Es posible curar fobias gracias a la PNL
Isaias Sharon
Isaias Sharon Publico el 23 abril 2018

¿Es posible curar fobias con PNL?


                          Si no sufres de ningún miedo que puede llegar a paralizarte, seguramente conoces al menos a una persona que sí. Ya sea a las alturas, a las arañas o a estar encerrado en un espacio pequeño, hay quienes tienen ciertas inseguridades que no pueden controlar.

Una fobia es un miedo irracional y enfermizo que siente alguien hacia una persona, situación o cosa, y que trae consecuencias altamente negativas que influyen de manera directa en el desenvolvimiento de un individuo en los diferentes contextos de su vida.

Por ejemplo, hay quienes, por evitar montarse en un avión, prefieren viajar 9 horas por carretera en vez de 45 minutos por aire. Otras, hasta pueden rechazar un excelente empleo, solo por el hecho de tener que montarse en un ascensor hasta llegar al piso 20.

¿Esto tiene cura? ¡Por supuesto! Y aunque hay varias alternativas, hoy queremos mostrarte de qué forma esto puede ser logrado gracias a la Programación Neurolingüísticas (PNL).

Curar fobias con PNL

Lo primero es reconocer que las fobias provienen de nuestro cerebro, por lo que es posible hacer una cierta “reprogramación” a este estímulo recibido para poder reaccionar de una manera diferente cuando nos veamos enfrentados de nuevo a eso que nos causa temor.

Todo aquello que nos causa miedo se repite una y otra vez en nuestra mente, y evitamos a toda costa volver a estar en una situación como esta. En este sentido, las técnicas de PNL contribuyen a tener un mayor control, sobre todo en relación a lo que ocurre en nuestro cerebro y así modificar conductas que no traen consecuencias positivas a nuestras vidas.

Pero, debes tener en cuenta que estas técnicas no ocurren por arte de magia, y es necesario que la persona posea algunos conocimientos o sea guiado por un especialista en el área.

La modificación de la conducta es posible, si se trabaja desde la fuente que origina aquello que te limita, te detiene, te aterra. Al identificar cómo, por qué y cuándo se produce esa sensación de vulnerabilidad será mucho más fácil combatirla. La PNL es capaz de lograr esto.

¡Ponte a prueba!

Existen algunos ejercicios que pueden contribuir a que el miedo cese y la fobia desaparezca -o sea más fácil de sobrellevar-. Generalmente, en ellos, te ves enfrentado a lo que te causa temor y te relacionas con eso.

Por ejemplo, identifica algo que te causa fobia en un momento determinado y analiza lo bien que estuviste antes y durante el contacto con eso. Empezarás a entender que no hay mucho a lo que debes temer.

Luego, cierra los ojos e imagina que estás en una sala de cine, observándote a ti mismo en una situación que te resulte agradable e incorpora ese elemento que te causa fobia. Imagina todo esto en blanco y negro.

Después, reproduce tu película rápidamente hasta que te topes de nuevo con el momento que te causa la fobia y repítelo cuantas veces sea necesario, hasta que sientas familiarizado con lo que vayas viviendo y su impacto negativo en ti sea menor.

Por último, ponte a prueba y analiza situaciones que podrías experimentar en el futuro que puedan causarte la misma fobia. Verás grandes resultados en la práctica.

Nuevo llamado a la acción  


TWITTER


FACEBOOK


Google+